Qué ver y hacer

Hay un sinfín de actividades que hacer y cosas que ver una vez en Bilbao, desde paseos a pie por los monumentos de la ciudad hasta un crucero por el río Nervión, pasando por montarte en un autobús turístico o coger el funicular a Artxanda para admirar una fantástica vista panorámica de la ciudad. Otras actividades «imprescindibles» incluyen degustar los famosos «pintxos» en el casco antiguo o disfrutar de la extensa oferta cultural del Museo de Bellas Artes, el Azkuna Zentroa o el Teatro Arriaga. También merece la pena sin duda salir del entorno urbano y visitar la naturaleza de los alrededores, gozando de la belleza de San Juan de Gaztelugatxe o la reserva de la biosfera de Urdaibai o surfeando sobre las estupendas olas de la costa vasca.

Bilbao: una sabrosa experiencia

La gastronomía vasca es un maravilloso aspecto para disfrutar de la ciudad

La gastronomía de Bilbao ofrece un amplio abanico de opciones, desde la delicia de disfrutar de los restaurantes con estrellas Michelin, que se hallan entre los mejores del mundo, hasta probar los bares de pintxos, así como los magníficos restaurantes tradicionales, asadores, sidrerías y tabernas. Puede también deleitarse con el sabor del famoso txakoli, un vino blanco seco y espumoso de Bizkaia.

Una gran zona comercial en el centro

Ya sea a pie, en metro, en autobús o en tranvía, ir de tiendas en Bilbao es una experiencia inolvidable y perfecta para tomarle el pulso a una ciudad estilosa y orientada a los servicios

Sus más de 7000 tiendas convierten a Bilbao en un enorme escaparate donde los establecimientos tradicionales y alternativos se pueden encontrar pared con pared, junto con las grandes marcas internacionales de moda. Las tiendas gurmé y los mercados de alimentos, como el mercado de La Ribera, ubicado justo en el corazón del casco antiguo, se ven jalonados por galerías de arte, establecimientos de decoración, tiendas de regalos y joyerías, para así recopilar una completa y excelente gama de comercios, que juegan un papel determinante en la actividad económica y social de Bilbao.

Una puerta al arte

Bilbao tiene 12 museos, numerosas galerías de arte y salas de exhibiciones a lo largo de ambas riberas del estuario del río, que actúan como puente entre la historia y la vanguardia

Además de contar con una presencia humana a través de sus zonas peatonales, senderos, transportes y operaciones de limpieza y seguridad, las calles de Bilbao son espacios abiertos donde puede admirar las obras de artistas como Salvador Dalí, Eduardo Chillida, Jorge Oteiza, Louise Bourgeois, Jeff Koons y Manolo Valdés… 

UNA EXPERIENCIA ARQUITECTÓNICA ÚNICA

CASCO ANTIGUO

El casco antiguo es el corazón histórico de la ciudad. Desde su fundación el 15 de junio de 1300, esta espectacular área histórico-artística ha conservado la magia de su era medieval. Sus calles, estrechas y adoquinadas, flanqueadas por mansiones y palacios, vibran hoy con la bulliciosa vida comercial, y se ven complementadas por innumerables restaurantes, bares y terrazas en los que puede disfrutar de un momento de relax tras visitar alguno de sus espectaculares monumentos históricos, incluidos la Catedral de Santigua, sus iglesias góticas y renacentistas, sus museos, el Teatro Arriaga y los Jardines del Arenal.

El ensanche

El barrio del Ensanche de Bilbao, con la Gran Vía como arteria principal, surgió a principios del siglo XX cuando se construyeron las sedes de las entidades financieras y la nueva Bolsa, los barrios de las compañías de astilleros y aceros y otras empresas industriales y mercantiles, junto con el Parque de Doña Casilda y el Museo de Bellas Artes como su nuevo bastión cultural. Una elegante área de expansión en la que los arquitectos de más renombre en aquel entonces crearon diferentes estilos, a veces combinados entre sí, estableciendo así la regla del eclecticismo. En la actualidad, constituye una de las mejores colecciones de arquitectura civil urbana del siglo XX.

Abandoibarra

Un claro ejemplo de la reinvención de Bilbao. Lo que antiguamente era un área portuaria e industrial, hoy abraza el Bilbao del siglo XXI. La arquitectura y el arte salpican ambas márgenes de la ría, entretejiendo icónicos edificios y notables obras de escultura con los nuevos puentes. Arquitectos internacionales como Gehry, Foster, Starck, Pelli, Isozaki, Hadid, Calatrava, Moneo, Siza, Legorreta, Palacios y Soriano han hecho de Bilbao un gran ejemplo de arquitectura vanguardista mediante los diferentes proyectos que hoy marcan el nuevo horizonte de la ciudad.

Escapadas alrededor de Bilbao

Las proximidades de Bilbao ofrecen diferentes opciones para un ocio activo: campos de golf, senderismo, piragüismo, surf, ciclismo y otras actividades

Situada a nivel del mar, la urbe está rodeada por una cadena montañosa, razón por la cual se la apoda cariñosamente «el hoyo» (el botxo). Cuando miras hacia arriba en Bilbao, observas un paisaje verde, como el monte Artxanda con su mirador panorámico, al que se puede acceder a través de su histórico funicular.

A algo más de 10 km desde el centro, el estuario del río se despliega a lo largo de una zona ampliamente regenerada bajo el puente colgante de Bizkaia, que ha sido inscrito en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco y se extiende hasta el mar Cantábrico. Cruzar el río en su transbordador o caminar sobre su estructura de hierro es una experiencia inolvidable. Una opción a la que se puede acceder fácilmente en metro.

La costa y las playas rodean el área septentrional de la zona metropolitana de Bilbao, haciendo posible disfrutar de la brisa marina o practicar el surf en las playas cercanas, a las que también se puede llegar desde el centro de la ciudad en metro.

Los parques naturales de Urkiola y Gorbea están situados cerca de la ciudad, y también puede visitar con comodidad el estuario de Urdaibai, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, ya que se encuentra a menos de 30 km de distancia.